¿Qué es el Sellado Dental?

Sellado

Qué es el sellado de fosas y fisuras y cómo ayuda a prevenir la aparición de caries en niños y adolescentes

El sellado dental consiste en cerrar las fosas y fisuras en los dientes con una alta probabilidad de desarrollo de caries para crear una barrera que impida la entrada de las bacterias causantes de la caries.

La inmensa mayoría de las caries en molares y casi la mitad de las caries en dientes de leche se producen en fosas y fisuras. El sellado ha demostrado una alta efectividad en la prevención de caries, de hasta un 86% de reducción de la incidencia de caries después de un año y un 58% a los 4 años de su colocación.

Los sellados pueden colocarse en lesiones cariogénicas iniciales que todavía no han producido cavitación en el diente para frenar el avance de la misma. En estos casos, es preciso un pormenorizado diagnóstico previo en la consulta odontológica. En cambio, la aplicación del sellado dental no se realiza en dientes en proceso de erupción, dientes de leche con caries ni en lesiones interproximales (en el espacio entre dientes).

Método de prevención de caries en niños y adolescentes

El sellado estaría indicado en aquellos pacientes con un alto riesgo de desarrollar caries y su efectividad es mayor cuanto más temprana sea su aplicación. En pacientes con bajo riesgo no es necesario el tratamiento con sellados. Por este motivo, antes de su colocación se realiza una valoración profesional del riesgo de caries del paciente analizando indicadores como las forma y alineación de los dientes, la presencia de fisuras, el historial de caries, hábitos…

El riesgo de caries no es una condición estática, sino que está sujeta a cambios tanto en los hábitos, como en la microflora o en otras características físicas del paciente. Debido a esto, debe volverse a valorar periódicamente para estimar si el tratamiento de sellado es necesario.

Para garantizar la efectividad del tratamiento de sellado dental es clave llevar a cabo un seguimiento y mantenimiento regular, para controlar que no se pierdan o deterioren y aumente el riesgo de caries.

Es importante recordar que la colocación de los sellados de fisuras y fosas es una medida complementaria que ha de acompañarse siempre una correcta y completa higiene bucodental diaria, educación sobre salud bucodental, buenos hábitos alimentarios, aplicación de flúor y visitas regulares al odontopediatra.
Lee aquí cómo cuidar la salud bucodental durante la infancia para prevenir el desarrollo de caries.


FUENTE

https://www.odontologiapediatrica.com/protocolos/selladores-de-fosas-y-fisuras/