Cómo cuidar la salud bucodental durante la infancia

Portada Cepillado Dental

La caries dental es el problema dental número uno en los niños en edad preescolar (y escolar), y puede desarrollarse tan pronto como aparece el primer diente, provocando dolor e incluso la pérdida del diente. Y aunque se trate de dientes de leche es muy importante no perderlos antes de tiempo ya que no sólo marcan la posición de los dientes definitivos sino también la salud. A continuación te damos algunas recomendaciones para fomentar los hábitos más saludables de higiene bucal desde el primer momento.

Durante la lactancia materna  

  • La leche contiene azúcar natural, así que es importante, tras las tomas, limpiar la cavidad bucal con una gasa o dedal de silicona para retirar los restos de leche.

Uso del biberón  

  • Se recomienda utilizar el biberón sólo para la fórmula de leche artificial o el agua. Otros líquidos, como los zumos, deben administrarse en vasos o tazas para evitar la exposición prolongada de la tetina a los azúcares.
  • No agregar ningún tipo de azúcar o edulcorante a los líquidos.
  • No dejar al bebé toda la noche con el biberón.
  • Tras la última toma del día limpiar los dientes del bebé con un cepillo y una pasta adecuadas a su edad.
  • Entre los 2-3 años, se recomienda retirar el biberón progresivamente y abandonarlo definitivamente tras  la erupción de los molares.

Uso del chupete

  • Se recomienda utilizar chupetes anatómicos para favorecer el correcto crecimiento de la cavidad bucal.
  • A partir de los 2 años, se recomienda retirarlo progresivamente y sobre los 2 años, abandonarlo definitivamente.
  • Nunca impregnar el chupete en azúcar o miel para calmar al niño.

Transmisión bacteriana

  • Prevenir la transmisión de bacterias bucales evitando compartir utensilios de higiene bucal con el bebé.

Alimentación

  • Evitar el consumo de alimentos azucarados y de consistencia pegajosa sobre todo antes de los 2 años de vida, moderar su consumo pasada esta edad.
  • Informarse sobre los azúcares ocultos de los alimentos.

Higiene bucal

  • Después de la erupción de los primeros dientes, realizar la limpieza bucodental del bebé 2 veces al día con un dedal o cepillo infantil. La línea VITIS baby está especialmente formulada para las necesidades durante esta etapa.
  • A partir de los 2 años, utilizar gel dentífrico con flúor como el de la línea VITIS kids, ya que ayuda a fortalecer el esmalte y disminuir las probabilidades de desarrollar caries.
  • La concentración  de flúor recomendada varía en función de la edad,  por lo que las pastas dentífricas de las diferentes líneas de VITIS Infantil se adaptan a cada etapa.
  • Utilizar una cantidad de pasta o gel equivalente a un guisante.
  • El gel dentífrico VITIS junior está especialmente formulado para la higiene bucodental a partir de los 6 años, cuando se inicia la erupción de la dentición definitiva. Siempre y cuando el niño ya domine el reflejo de la deglución, se recomienda el uso de colutorios como el de la línea VITIS junior que le ayudarán a llegar al 100% de la boca y a prevenir, por ejemplo, las caries en los molares, una de las zonas con mayor incidencia.  
  • Se recomienda que hasta los 2 años el cepillado lo realicen los padres. A partir de esta edad, ayudado siempre por un adulto, el niño debe comenzar a realizarlo solo utilizando técnicas sencillas.
  • Se recomienda que los padres supervisen y repasen el cepillado hasta los 7 años aproximadamente.

Uso de flúor

  • El odontopediatra y el pediatra determinarán si es necesario administrar flúor más allá del contenido en el gel dentífrico y el colutorio, y en qué cantidad y frecuencia.

 

Fuentes

http://www.odontologiaparabebes.com/pdf/Guia%20para%20la%20salud%20bucal.pdf

http://www.odontologiapediatrica.com/img/SEOP__Camila_Palma.pdf

http://adnsureste.info/nueve-habitos-que-pueden-perjudicar-la-salud-bucal-del-nino-1800-h/