Blancorexia, la obsesión por los dientes blancos

Ya hemos hablado en más de una ocasión de los problemas que pueden surgir en nuestra boca al anteponer la estética a la salud bucodental.

Cabe recordar que el hecho de tener una sonrisa bonita no significa tener unos dientes sanos y en buen estado, es más, la obsesión por tratar de conseguirla puede ser peligrosa. Se denomina blancorexia a la obsesión por tener los dientes blancos y cada vez se dan más casos de pacientes con este problema, que puede llegar a provocar la pérdida de dientes en los casos más extremos. La blancorexia se da tanto en hombres como en mujeres y como cualquier trastorno, es importante detectarlo y detenerlo en la fase inicial.

Es habitual que las personas que sufren blancorexia soliciten tratamientos de blanqueamiento con mucha frecuencia en la clínica dental y, en caso de recibir una respuesta negativa por parte del experto, intenten adquirir productos blanqueadores sin prescripción clínica que en algunos casos pueden afectar a la salud bucodental debido a su abrasividad .

Hay que tener en cuenta que el color de los dientes depende de la composición, el grosor y la superficie del esmalte dental y del color de la dentina (amarillo-anaranjado), y que, por muchos tratamientos blanqueadores que nos hagamos, no vamos a conseguir un tono más blanco que el del propio del diente. Es decir, una vez se consiga el mayor tono de blanco asumible por el diente, todo aquello que hagamos para conseguir blanquearlo más contraproducente para la salud bucal.

Sin embargo, existen en el mercado soluciones de uso diario no abrasivas como la gama VITIS blanqueadora (pasta de dientes y colutorio), que te ayuda a recuperar el blanco natural de tus dientes a la vez que protege el esmalte dental. VITIS blanqueadora pueden utilizarla todas aquellas personas que deseen alargar y reforzar el efecto blanqueante tras un blanqueamiento en clínica dental, tras una profilaxis dental para mantener los dientes sin manchas o para todas aquellas personas que deseen una higiene bucal diaria con productos blanqueantes que protejan el esmalte dental al mismo tiempo que consiguen unos dientes más blancos.

 

Fuentes: