Causas de Halitosis y Cómo prevenirla

Halitosis

La halitosis es un trastorno común que puede tener efectos en la calidad de vida de quien la padece y afectar a sus relaciones sociales y profesionales. Según los datos de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), un 30% de la población adulta puede sufrir o ha sufrido halitosis.

Causas de la halitosis

En el 90% de los casos, las causas de la halitosis se originan en la propia cavidad bucal, de la mano de hábitos perjudiciales:

  • El consumo de tabaco
  • El consumo de alcohol
  • La ingesta de alimentos como el ajo, la cebolla o picantes
  • Acúmulo de biofilm en la zona interproximal (el 60% de los casos)
  • Acumulación de biofilm en la lengua (el 41% de los casos)
  • Caries
  • Enfermedad periodontal
  • Xerostomía o sequedad bucal
  • Úlceras, aftas o flemones

Sólo el 10% de los casos provienen de factores extraorales, como enfermedades digestivas, respiratorias, sistémicas, o problemas nasales. Así que mantener en buen estado nuestra salud bucal reduce drásticamente las posibilidades de padecerla.

Cómo prevenir la aparición de halitosis

  • Mantener una correcta higiene bucodental: es básico para prevenir y acabar con la halitosis, por eso es imprescindible llevar a cabo una rutina diaria que incluya:
    • Cepillado: Cepillarse los dientes durante al menos 2 minutos después de cada comida utilizando cepillos y pastas dentífricas adecuadas como VITIS aloe vera manzana menta con flúor y xylitol que protegen de la caries y de los radicales libres, proporcionando un frescor duradero.
    • Limpieza interproximal: Un gran número de casos de halitosis se producen por acumulación de placa en las áreas entre dientes, por lo que el uso diario de sedas y cintas dentales o cepillos interproximales es necesario para su prevención y erradicación.
    • Colutorios bucales: Muchos casos de halitosis se dan a causa de la placa bacteriana acumulada en la lengua, colutorios como VITIS xtra forte especialmente formulados para reducir la formación de placa y alargar la sensación de frescor e higiene en nuestra boca.
  • Controlar, o mejor aún eliminar, el consumo de tabaco, café y alcohol. Evitar los alimentos picantes y ricos en grasas, además del ajo, la cebolla o ingredientes especiados que pueden agravar el mal olor.
  • Bebe mucha agua, para prevenir la sequedad bucal ya que esta favorece la aparición de halitosis e incrementar el consumo de verduras y frutas  para estimular la secreción de saliva.
  • Masticar chicles con xylitol ayudará a incrementar la producción de saliva. Las hojas de menta, el perejil o el té verde también ayudan a disimular la halitosis de forma temporal.
  • Mención especial a los pacientes portadores de ortodoncia: Al llevar aparatos bucales se deben extremar las pautas de higiene bucal para eliminar correctamente los restos de comida. Emplear diariamente productos específicos que contengan antisépticos bucales y flúor, ya que ayudarán a prevenir el desarrollo de caries, gingivitis, halitosis, como la pasta dentífrica VITIS orthodontic y el colutorio VITIS orthodontic. Para conseguir una limpieza absoluta y llegar donde los cepillos dentales no consiguen acceder, existen diferentes métodos ( sedas, cintas, cepillos interproximales o irrigadores) que puedes utilizar dependiendo del espacio entre tus dientes y de su posición.
  • En caso de que estas recomendaciones no reduzcan el problema de halitosis, visita a tu dentista que es el profesional más indicado para tratar la mayoría de halitosis. Si la halitosis no viene de la boca será él quien te recomiende a qué profesional has de acudir.

FUENTES

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1131-57682002000100005

https://www.higienistasvitis.com/causas-de-la-halitosis-y-su-tratamiento/

https://www.halita.es/consejos/