salud bucal 

Tipos de sedas y cintas

sedas y cintas vitis

Aunque el cepillado de los dientes se realice con una buena técnica, durante el tiempo necesario y con la frecuencia adecuada, no consigue eliminar completamente el biofilm bucal y los restos de alimentos que quedan bajo la línea de la encía entre los dientes (el margen gingival).

Usar seda o cinta dental no solo logra una mejor limpieza de los dientes, sino que también estimula las encías, pule la superficie dental, previene el crecimiento del biofilm bucal y reduce el sangrado de las encías (1).

En la elección del elemento de limpieza interproximal (seda o cinta dental, cepillo interproximal o irrigador bucal) deben considerarse factores como el tamaño y la forma del espacio interdental, el contorno y la consistencia de la encía, la posición y el alineamiento de los dientes, así como  la destreza de la persona que los utiliza. Las sedas y cintas dentales VITIS son adecuadas cuando no hay suficiente espacio entre los dientes para emplear un cepillo interproximal.

Las sedas y cintas dentales deben estar fabricadas con un material que resista el paso entre los dientes sin romperse y que, a su vez, sea capaz de arrastrar el biofilm y los restos de alimentos. Las sedas y cintas dentales VITIS están elaboradas con matreiales de alta tenacidad y resistencia.

La seda dental recibe este nombre porque hace tiempo estaba hecha de fibras de seda entrelazadas, pero actualmente suele ser de filamentos de nylon o monofilamentos de plástico tratados con esencias (como de menta, por ejemplo) para darles un sabor agradable durante su uso (2). Tiene una superficie redondeada y se usa en personas con espacios interdentales estrechos a normales.

La gama VITIS seda dental, de poliéster, consta de tres variantes:

  • VITIS seda dental con cera y VITIS seda dental sin cera. Las microceras que contiene la cera facilitan su deslizamiento por los espacios más estrechos, evitando dañar los tejidos blandos.
  • VITIS seda dental suave (formada por fibras texturizadas que permanecen agrupadas al introducir la seda entre los dientes, se hinchan en contacto con la saliva y adquieren una textura algodonosa, que facilita una suave e indolora limpieza de los espacios interproximales y el margen subgingival, por lo que está indicada para encías delicadas, portadores de ortodoncia no fija o implantes; además, contiene flúor en su composición, por lo que refuerza el esmalte en los lugares de más difícil acceso).

La cinta dental es nylon más ancha, pero también más plana, que la seda; se usa en personas con espacios interdentales no muy estrechos (1). VITIS cinta dental tiene una gran superficie de arrastre en sus dos variantes:

No hay diferencia entre la eficacia de las sedas y cintas con cera o sin cera. La eficacia reside en la constancia en su utilización, por lo tanto cada persona debe utilizar aquella con la que se sienta más cómoda, ya que ello facilitará su uso (2).

Artículos relacionados