Verdadero o falso: descubre cuánto sabes sobre la ortodoncia.

Portada Ortodoncia
  1. La ortodoncia sólo tiene fines estéticos, conseguir una sonrisa bonita.

 

FALSO. La ortodoncia soluciona problemas que van mucho más allá de la colocación individual de los dientes, como la corrección de alteraciones de los maxilares, problemas graves de espacio como el apiñamiento o trastornos funcionales de la masticación.

 

  1. La ortodoncia sólo funciona si te la pones de pequeño.

 

FALSO. El efecto de movimiento dental de la ortodoncia se produce tanto en la edad infantil como en la adulta, de modo que la ortodoncia puede corregir desviaciones y malposiciones en cualquier etapa de la vida.

  1. Las sistemas alternativos a los brackets son igualmente efectivos.

 

VERDADERO. Los brackets estéticos (de porcelana y de zafiro), la ortodoncia lingual y la ortodoncia invisible removible, alternativas estéticas y discretas muy utilizadas actualmente entre adultos, son igualmente efectivas que los brackets tradicionales a la hora de corregir malposiciones. La ortodoncia invisible removible, además, facilita la higiene dental diaria.

 

  1. Durante el uso de ortodoncia, no pueden utilizarse instrumentos de limpieza interproximal como sedas y cintas dentales.

 

FALSO. Todo lo contrario. Los portadores de ortodoncia, debido al aparato dental, suelen acumular más placa dental o biofilm de lo habitual, con lo cual, es imprescindible el cepillado después de cada comida con pasta específica, el uso diario de instrumentos de limpieza interproximales y el enjuague con colutorios bucales antisépticos. Las fibras de VITIS Seda dental suave ayudan al deslizamiento en las zonas de difícil acceso y se recomienda usarla con enhebrador para acceder bien a toda la cavidad bucal.

 

  1. Las rozaduras o irritaciones producidas por la ortodoncia se pueden evitar.

 

VERDADERO. VITIS orthodontic Cera protectora para ortodoncia se aplica fácilmente sobre los elementos del aparato que sobresalen de los dientes (brackets, arcos o bandas metálicas) y crea una fina capa protectora que evita que se originen lesiones como heridas, llagas o aftas.