Tu sonrisa más blanca y natural

Para conseguir una sonrisa perfecta a largo plazo, es fundamental mantener unos buenos hábitos, tanto a nivel de cepillado y de salud bucodental, como de una alimentación variada y equilibrada.

Por un lado, existen diversos alimentos que pueden ser dañinos para nuestros dientes y producir manchas e incluso propiciar enfermedades como la caries. El café, el té, el tabaco, el alcohol o ciertos medicamentos son algunos de ellos. Por ejemplo, el azúcar, presente en infinidad de productos, puede favorecer el desgaste del esmalte dental y un aumento de la placa bacteriana.

Por otro lado, las vitaminas y los minerales ayudan a fortalecer los dientes y a mantenerlos sanos. Los lácteos, por ejemplo, son ricos en calcio y fósforo, básicos en la formación de los dientes. En concreto, el queso curado es de gran ayuda ya que también es rico en caseína, una proteína que protege los dientes de la desmineralización. El chocolate contiene teobromina, un antioxidante que fortalece el esmalte. Los alimentos con vitaminas B y C nos protegen de las infecciones.

Y para mantener los dientes blancos, un correcto cepillado con un buen producto como VITIS blanqueadora sigue siendo la mejor opción.