¿Te duele la cabeza?

El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo. O eso dicen. En realidad es un pequeño ejemplo de cómo dos cosas que aparentemente no tienen conexión pueden verse afectadas una por la acción de otra.

Algo parecido es lo que sucede en muchos casos en la relación entre las migrañas y la salud bucodental. Gracias a los avances tecnológicos actuales, el simple hecho de acudir a un odontólogo podría mejorar la localización del origen de los problemas de migrañas. Y en muchos casos estos problemas se pueden curar, tratar o evitar de una manera realmente sencilla.

Una de las situaciones más recurrentes es la de los pacientes que rechinan los dientes. En esta situación puede ser suficiente con que los dentistas apliquen un dispositivo que se coloca entre los dientes delanteros para evitar el contacto entre los molares y caninos superiores e inferiores. De esta forma los pacientes alivian su malestar de forma rápida y cómoda.