salud buscal para evitar enfermedades dentales 

Relación entre enfermedades cardiovasculares y enfermedades de las encías

salud bucal y cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares son afecciones del corazón y de los vasos sanguíneos y  son la principal causa de muerte en todo el mundo (1). Algunas de ellas se deben a la aterosclerosis y otras, como por ejemplo la cardiopatía congénita, la cardiopatía reumática, las miocardiopatías o las arritmias cardiacas se deben a otras causas (2). La aterosclerosis es una enfermedad de las arterias en la que las grasas, el colesterol y otras sustancias se depositan en la pared de los vasos sanguíneos y ocasionan un deterioro progresivo y una reducción del flujo sanguíneo (3).

Las enfermedades cardiovasculares causadas por la aterosclerosis son las siguientes:

  • Cardiopatía coronaria (angina e infarto de miocardio): enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco (1).
  • Enfermedades cerebrovasculares (ictus): enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro (1).
  • Enfermedad vascular periférica: enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores.
  • Hipertensión arterial.

Es conocido que el tabaco, el estrés, la obesidad y el sedentarismo son factores de riesgo cardiovascular. Pero recientemente la Sociedad Europea de Cardiología ha incluido la periodontitis como un factor de riesgo cardiovascular. Las personas con periodontitis tienen un 25% más de probabilidades de sufrir una enfermedad cardiaca coronaria.

La periodontitis es una enfermedad de origen infeccioso e inflamatorio que daña los tejidos que sujetan el diente. La periodontitis empieza en forma de gingivitis, una inflamación de la encía como consecuencia de la acumulación de placa bacteriana que se caracteriza por enrojecimiento y sangrado acompañando la inflamación. La gingivitis y la periodontitis son dos fases distintas de la enfermedad periodontal o de las encías: la primera precede a la segunda (3).

Los microorganismos orales, presentes en la periodontitis, pueden pasar a la sangre (4) y la respuesta inflamatoria producida en el periodonto  se extiende por todo el organismo (5), provocando que las personas que la sufren puedan tener más riesgo de contraer o empeorar alguna enfermedad cardiovascular.

Debido al hecho de que la periodontitis es un factor de riesgo para desarrollar una enfermedad cardiovascular causada por la aterosclerosis, se aconseja prevenir y tratar las infecciones de las encías, para así ayudar a evitar posibles consecuencias cardiovasculares (6).

Desde distintas instituciones, como la Asociación Americana de Cardiología y la Organización Mundial de la Salud se recomienda cuidar la salud de las encías  como una forma de prevenir los riesgos cardiovasculares. Establecer unos correctos hábitos de higiene bucal diaria, con productos específicos, ayuda a prevenir las enfermedades de las encías y por consiguiente puede ayudar a reducir el riesgo cardiovascular. Cuidando tus encías, estás cuidando tu corazón.

Artículos relacionados