blanqueamiento dental

Cómo conseguir unos dientes blancos

conseguir dientes blancos

Podemos distinguir entre el blanqueamiento que se realiza en la consulta dental (por el odontólogo), el que se aplica el propio paciente desde casa y la combinación de los dos.

Blanqueamiento profesional (1)

En la clínica dental se puede realizar tanto blanqueamiento externo (aplicando un blanqueante a la superficie externa de los dientes) como blanqueamiento interno (el producto puede colocarse dentro del diente si se trata de un diente no vital o con pulpa calcificada).

En el blanqueamiento externo profesional se utilizan principalmente las siguientes técnicas, por separado o combinadas:

  • Blanqueamiento por aplicación de ácidos más abrasión mecánica: Esta técnica se basa en la utilización de una mezcla de ácido clorhídrico al 18% con piedra pómez y se limita exclusivamente a tratar las manchas superficiales, ya que es un método poco selectivo y altamente destructivo.
  • Técnicas de blanqueamiento para tratar manchas superficiales y, en ocasiones, manchas más profundas del esmalte y de la dentina mediante calor y peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida. Es frecuente que se produzca una sensibilidad térmica tras el blanqueamiento, pero no es un efecto irreversible. Actualmente también existen lámparas de LED que emiten luz fría y no calientan tanto el diente.

Blanqueamiento ambulatorio prescrito por el odontólogo

La aplicación de blanqueantes en el domicilio previamente prescritos por un profesional de la odontología es probablemente el método más utilizado en el blanqueamiento de dientes vitales. Existen algunos productos que no necesitan supervisión de un odontólogo (dentífricos o geles con baja concentración de peróxidos y que se utilizan sin haber previamente consultado sobre su empleo), pero este tipo de tratamiento no es el más aconsejable, ya que es frecuente que surjan problemas como el daño al esmalte o las encías, derivados de un uso incorrecto o su sobreutilización (1).

La gama de productos VITIS blanqueadora posee una formulación innovadora no abrasiva, que incorpora nanopartículas de hidroxiapatita: partículas muy pequeñas de hidroxiapatita, un fosfato cálcico natural que es el principal componente del tejido dentario. Esto garantiza una completa integración con el esmalte dental, formando una capa protectora resistente al lavado, de modo que rellenan y alisan las superficies irregulares del esmalte dental, devolviendo el blanco natural y resultando en unos dientes más blancos y brillantes. Además, estas nanopartículas sellan los túbulos dentinarios expuestos, previniendo así la hipersensibilidad dental. VITIS blanqueadora incluye en su formulación otros componentes, convirtiéndose así en la única fórmula blanqueadora de acción combinada: antimanchas, antisarro, abrillantadora, anticaries, reparadora y blanqueadora, que blanquea eficazmente los dientes sin dañarlos y los protege de la hipersensibilidad dental (2).

VITIS blanqueadora está indicada en los siguientes casos:

  • En la higiene bucal diaria de pacientes que deseen productos blanqueantes que ayuden a proteger el esmalte dental y previniendo la sensibilidad dental.
  • Para prolongar el efecto blanqueante después de un tratamiento de blanqueamiento en clínica.
  • Tras una profilaxis dental profesional, para mantener los dientes sin manchas.

Bibliografía

  1. de Villanueva AM. Blanqueamiento dental. Nuevas opciones. OFFARM. Vol. 28. Núm. 03. Marzo 2009.
  2. Estudios in vitro de blanqueamiento y prevención de tinciones sobre dientes y sobre discos de hidroxiapatita. DENTAID Research Center, 2013.

Artículos relacionados