Sin lesiones; con una sonrisa

Todos los niños quieren ser Messi. Bueno, quizá no todos, pero casi todos. O la mayoría a los que les gusta el fútbol (también los habrá que sean fans de Cristiano Ronaldo, por ejemplo).

Porque juega bien al fútbol, porque tiene pinta de buen chico, porque sale en la tele todo el rato… y porque nunca (o casi nunca) se lesiona.

Pero, ¿sabemos los niños y los mayores por qué hay jugadores que tienen menos lesiones musculares que otros?

¿Entrenamiento? ¿Condiciones físicas? Todo influye, y podría ser que la calidad de la salud bucodental también.

Esto es lo que se desprende de un estudio realizado por el el Dr. Cosme Gay Escoda, del Instituto de Investigación Biomédica Bellvitge de Barcelona (IDIBELL), en colaboración con el equipo médico del Fútbol Club Barcelona tomando como referencia a los integrantes de la primera plantilla del club catalán.

Y, ¿cómo afectan la caries, las infecciones en la encía y la placa bacteriana al rendimiento de los deportistas de élite?

Según los especialistas, las infecciones de la boca segregan mediadores químicos que, mediante el torrente sanguíneo, pueden llegar a afectar al músculo y debilitarlo, aumentando así el riesgo de lesiones.

Si, por término medio, los jugadores de fútbol profesional se lesionan entre 1,5 y 7 veces cada 1000 horas de entrenamiento y entre 12 y 35 veces cada 1000 horas de partido, aquellos con peores parámetros de salud bucodental tienen más probabilidades de lesionarse que el resto de jugadores profesionales.

Así que vuestros peques ya tienen una razón más para lavarse bien los dientes todos los días, y es que seguro que sus ídolos mantienen una buena salud bucodental para reducir el riesgo de sufrir este tipo de lesiones.