¿Sabes qué es el bruxismo?

Bruxismo (2)

Quizás la palabra bruxismo no te suene mucho, pero seguro que su definición sí. Se trata del término que da nombre al rechinar de los dientes cuando se aprietan fuertemente ya sea sin moverlos o con movimientos laterales y que puede llegar a convertir el momento de descanso de la noche  en una pesadilla para la persona que debe soportar el sonido que produce. Suele ser más común por la noche y aunque también puede ocurrir durante el día, se produce siempre de forma inconsciente.

Pese a que las causas exactas no son del todo conocidas, se considera que la ansiedad y el estrés son los principales desencadenantes del bruxismo, aunque también ser relaciona con una alineación inadecuada de los dientes y trastornos del sueño.

Aunque no está considerado como una afección peligrosa, el bruxismo puede desencadenar a medio o largo plazo lesiones en los dientes, dolores de cabeza, de oído, dolor e inflamación de la mandíbula. El rechinar, debido al desgaste que produce en los dientes, también puede provocar sensibilidad dental.

Aunque no existen soluciones claras para evitar el bruxismo, las técnicas de relajación pueden ayudar a gestionar el estrés que lo provoca. Asimismo, para evitar el dolor podemos realizar ejercicios musculares faciales y evitar los alimentos duros y la goma de mascar. Los protectores o aparatos bucales (férulas) ayudan a minimizar el daño en los dientes. y a relajar la musculatura relacionada con el proceso.

 

Fuente: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001413.htm