Realismo a base de pasta de dientes

Belenes navideños. ¿Quién no ha visto alguna vez uno? Seguramente todos, pero es posible que más de uno no sepa cuál es su nombre técnico.

Se trata de los dioramas, escenas en tres dimensiones que se exponen tanto en cajas cerradas de diferentes dimensiones con una abertura frontal, como en libros en los que las figuras sobresalen del fondo. Se diferencian de las maquetas en que los dioramas no mantienen la proporción entre la profundidad de las figuras respecto a su altura y anchura.

Matthew Albanese, un joven fotógrafo estadounidense, es un auténtico experto en dioramas y ha decidido utilizar esta técnica para recrear paisajes hiperrealistas y conseguir así engañar nuestra vista. Pero, además de mostrarnos escenas espectaculares, lo hace con una serie de materiales que, por mucho que lo intentásemos, nunca descubriríamos.

¿Imaginas poder recrear los mundos más extraños con materiales tan poco habituales como la pasta de dientes, el pimentón y el chocolate? Los modelos de Matt consiguen un grado de realismo increíble gracias al uso de técnicas fotográficas y a la iluminación, lo que cambia totalmente la apariencia de los materiales, creando emotivos paisajes.

Fondos marinos, llanuras con inmensos nubarrones, impresionantes auroras boreales o las profundidades del océano son algunos de las increíbles escenas que completan su trabajo. Podéis ver algunas de sus creaciones aquí.

Y ahora, ¿por qué no nos ponemos nosotros manos a la obra y damos rienda suelta a la imaginación de los más peques? Seguro que pasaremos un buen rato con la pasta de dientes, aunque mejor dejarla para su higiene bucal y probar primero con la plastilina.