¿Qué tipo de filamentos necesita mi boca?

Dureza De Los Filamentos De Los Cepillos VITIS

Lengua, dientes, labios… Todas las bocas tienen mucho en común, pero cada una es única y tiene diferentes necesidades. Esto es algo a tener muy en cuenta a la hora de elegir el cepillo de dientes que utilizaremos para mantener una correcta higiene bucodental.

Si la dureza de los filamentos que componen el cepillo de dientes es superior a la que necesitan nuestros dientes y encías puede dañar el esmalte, haciendo que cada vez sea más fino, descubriendo la dentina que se encuentra bajo él y dejando nuestros dientes de un tono amarillento. También puede provocar una retracción de la encía, que puede derivar, entre otras cosas, en sensibilidad dental o problemas en las encías.

Por ello, existen cepillos de dientes con filamentos de distintas durezas adecuadas para situaciones específicas:

  • En caso de intervenciones quirúrgicas como extracciones dentales, cirugía periodontal, colocación de injertos e implantes dentales, la limpieza debe realizarse con máxima suavidad para no dañar los tejidos blandos. El cepillo VITIS cirugía, con filamentos de extrema suavidad, está especialmente diseñado para estos casos.
  • En la etapa post quirúrgica, aproximadamente tras 2 semanas de la intervención (tras el uso del cepillo VITIS cirugía) y en personas con enfermedad periodontal severa o con dientes y encías extremadamente sensibles, se recomienda el uso de un cepillo con filamentos ultrasuaves.
  • Para aquellas personas con sensibilidad dental y encías delicadas se recomienda el uso de cepillos con filamentos muy suaves de textura sedosa, como el cepillo VITIS sensible.
  • En la higiene bucal diaria de personas con encías delicadas, es importante el uso de un cepillo de dientes específico para limpiar en profundidad sin dañar las encías, como el cepillo VITIS encías, con una combinación de filamentos suaves en la zona monotip y muy suaves, de textura sedosa, en la zona de arrastre.

Aquellas personas con encías sanas, sin alteraciones dentales o gingivales importantes, pueden elegir para su higiene bucal diaria cepillos con filamentos de dureza suave, media o dura.

En todos los casos, tan importante es saber escoger el cepillo como saber utilizarlo adecuadamente. Y para que el cepillado sea eficaz debemos realizar movimientos cortos y suaves sin presionar durante el cepillado. Además, deberíamos limpiar primero las superficies externas de los dientes superiores (de arriba a abajo) e inferiores (de abajo a arriba), a continuación las superficies internas, posteriormente las superficies de masticación y por último la lengua. Es importante seguir una rutina a la hora de cepillamos los dientes, ya que esto nos ayudará a no olvidar ningún diente.

Otro detalle fundamental es mantener nuestro cepillo de dientes en buen estado. Y para ello es necesario cambiarlo cuando veamos que los filamentos se están desgastando o cada 3 meses, ya que de lo contrario nuestro cepillado no será eficaz.

2 minutos 3 veces al día es la duración y periodicidad mínima con la que deberemos cepillar nuestros dientes para conseguir mantener una correcta higiene bucodental.

Eso sí, es importante que antes de seleccionar el cepillo por nuestra cuenta consultemos a nuestro odontólogo o higienista dental cuál es la dureza apropiada para las necesidades de nuestra boca.