Propósitos para sonreír en 2017

Todos los años, cuando nos acercamos al 31 de diciembre nos empezamos a plantear nuestros buenos propósitos para el año nuevo. Ir al gimnasio, estudiar más, empezar una dieta y seguirla… Son muchas las opciones, pero hoy te proponemos hacer una lista diferente: la de los propósitos para sonreír en 2017.

Ser positivo

Lo malo, puede tener un lado bueno. Búscalo para no centrarte en lo negativo y poder disfrutar siempre al máximo de cada momento. ¡No dejes que las nubes negras te tapen el sol!

Visitar más a la familia

A veces descuidamos a la familia porque sabemos que siempre van a estar ahí para nosotros. Una tarde con ellos, compartiendo anécdotas y cotilleos seguro que os saca más de una carcajada. Reírse es siempre la mejor terapia y es aún mejor en la compañía de los que más quieres.

Buscar las buenas noticias

Es muy fácil dejarse contagiar por la cantidad de malas noticias que vemos cada día en los medios de comunicación. Por cada 10 noticias malas siempre hay al menos una buena. Dedica cada día un ratito a alegrarte con las cosas buenas en vez de entristecerte por las malas.

Date un pequeño capricho todas las semanas

Piensa en algo que te encante y… ¡hazlo! Puede ser algo que vaya desde visitar un sitio nuevo a, simplemente, darte un baño de burbujas. Después del estrés del día a día, dedícate ese ratito solo para ti. Solemos pensar mucho en cómo hacer felices a los demás pero… ¡no te olvides de que tú también te lo mereces!

Retomar amistades

Nunca ha sido más fácil recuperar la comunicación con amigos del pasado. Búscalos en tus redes sociales para recuperar la relación y proponles quedar en persona. Recordar viejos tiempos garantiza más de una risa.

Lucir una sonrisa blanca y reluciente

Qué mejor motivo para sonreír que sentirse seguro de uno mismo. Cuida tus dientes manteniendo una buena limpieza bucal y visitando a tu dentista con regularidad. Tener una sonrisa sana y brillante te ayudará a verte y sentirte mejor y te aportará toda la confianza necesaria para que salgas a comerte el mundo.