Palabrotas solidarias

Es conocido el afán de muchos internautas por desprestigiar, insultar, y demás comportamientos poco constructivos, a través de las redes sociales, en especial Twitter.

Normalmente se centran en músicos, actores, escritores… o el pobre inocente que “pasaba por allí”.

Pues bien, por fin a alguien con la cabeza sobre los hombros y dos dedos de frente se le ha ocurrido utilizar toda esa serie de sandeces y barbaridades a favor de una buena causa.

Imaginémonos que, como cuando éramos pequeños (o no tanto), tuviéramos que meter una monedita en la hucha cada vez que a nuestras respectivas madres se les hincha la vena y nos sueltan eso de “¡te voy a lavar la boca con jabón!”.

Pues ese es el plan que se les ha ocurrido a James Dow y Jay Gelardi, pero llevado al mundo virtual. Han rescatado ese ritual de nuestra infancia y han creado la web Charity Swear Box, a través de la cuál tú también puedes contribuir con tus palabrotas a aumentar las donaciones a una ONG como WWF, PETA, Greenpeace o UNICEF. De este modo, una idea nacida del mundo real y llevada al virtual, regresa a la realidad en forma de acción solidaria.

Solamente tienes que introducir tu nombre de usuario de Twitter y ellos calculan cuánto dinero deberías entregar a la causa según el número de palabrotas que has introducido en tus tweets. A partir de ahí, puedes elegir si donarlo o no. Allá tú con tu conciencia.

Lo que sí es seguro es que, como ellos mismos dicen, se han unido para crear “algo bueno para el mundo”. Y vaya si lo han conseguido.