Los dientes son un reflejo de la alimentación

Los dientes son una de las mejores fuentes de información acerca de nuestros antepasados. Arqueólogos e historiadores han resuelto grandes enigmas gracias a fósiles de dientes encontrados. Recientemente, gracias a un estudio llevado a cabo por investigadores de las Universidades de Bradford y Durham se ha descubierto que el análisis de los dientes puede aportar información sobre signos de desnutrición y cambios fisiológicos y en la dieta.

El estudio se llevó a cabo en personas fallecidas durante la gran hambruna que afectó a Irlanda en el s. XIX. En este caso, se conocía de antemano que esas personas habían sufrido graves problemas de nutrición, pero lo interesante de los resultados son las posibles aplicaciones futuras. Se ha podido corroborar que el aumento de los isótopos de colágeno en la dentina durante el crecimiento del diente ayuda a identificar periodos de estrés fisiológico, esto permite elaborar patrones que se producen en los dientes para analizar en otras poblaciones prehistóricas que sufrieron malnutrición. Además, ayudaría en los casos que se desconoce la causa de la muerte, como herramienta forense.

Es fascinante descubrir la cantidad de información y valor que contienen nuestros dientes, así que ¡cuídalos!