Las consecuencias del estrés sobre la salud bucal

Yoga

Si aún no tienes suficientes motivos para bajar los niveles de estrés en tu vida a través de la adquisición de buenos hábitos, como son la práctica del yoga, de la meditación, de la efectiva organización de tus tareas, del establecimiento de prioridades, y de dejar a un lado aquello que te perturba y se escapa de tus manos, sigue leyendo para aprender cómo puede afectar la salud de tu boca, y así tener un motivo más para manejar adecuadamente el estrés…

Diversas condiciones que afectan la salud oral están ligadas al estrés ya sea de forma directa o indirecta, entre ellas tenemos:

Bruxismo

Las personas que aprietan los dientes, sea de día o de noche, conscientes o no de lo que hacen, suelen bruxar más frecuentemente y con más fuerza en situaciones de mucha presión. Esto tiene como resultado el desgaste de la superficie dentaria, con las consecuencias que ello acarrea, y además, dolor muscular en la zona de la articulación temporomandibular.

Si notas dolor en esta zona y/o sabes que aprietas los dientes, ya sea porque lo hagas de día, o tu pareja te lo haya visto hacer de noche, es recomendable acudir al odontólogo para que evalúe la necesidad de que utilices una férula de descarga.

Herpes labial recurrente

Aunque se trata de una enfermedad infectocontagiosa, tras el contagio inicial, el virus del Herpes se queda alojado en los ganglios de Gásser y se libera bajo condiciones predisponentes, tales como: situaciones de estrés, fatiga, problemas emocionales, embarazo, menstruación, exposición solar, alergias, etc. El estrés, entonces, aumenta la predisposición de una persona ya contagiada de manifestar la enfermedad a través de una lesión recurrente en los labios.

Si presentas una lesión de herpes labial recurrente, acude a la farmacia a comprar un antiviral de aplicación tópica y mantén la lesión cubierta con una fina película de la misma a fin de favorecer su evolución y evitar el contagio a tus seres cercanos.

Enfermedad periodontal

Según un estudio publicado en el Journal of Periodontics, existe una relación entre el nivel de estrés de un individuo, los mecanismos a través de los cuales lidia con el estrés (adecuados o inadecuados) y la enfermedad periodontal. Hallaron que cuando existen altos niveles de estrés, o éste no se maneja de forma adecuada, se agravan tanto la pérdida de adherencia, como la pérdida de hueso alveolar.

Si presentas enfermedad periodontal, por favor acude al odontólogo para realizar tus controles periódicos y sigue sus indicaciones.

Úlcera aftosa recurrente

A pesar de que la etiología de las aftas sigue siendo controversial, una de las teorías indica un déficit vitamínico, así que de alguna manera, podemos relacionarlo indirectamente con el estrés ya que cuando estamos excesivamente presionados, tendemos a dejar a un lado la alimentación y a descuidar la ingesta de alimentos sanos y balanceados.

Si padeces de aftas, cuida tu alimentación, procura evitar el exceso de dulces y asegúrate un adecuado aporte vitamínico, aún en épocas de estrés, ya sea mediante suplementación o procurando merendar siempre con frutas.