La periodontitis y los problemas cardiovasculares

¿Sabías que la periodontitis puede ser un factor de riesgo de problemas cardiovasculares? La Sociedad Europea de Cardiología (SEC) incluyó la periodontitis como un factor de riesgo de estas patologías en la Guía europea sobre prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica. De hecho, las personas con algún tipo de enfermedad en las encías tienen un 25% más de posibilidades de padecer afecciones cardiovasculares.

¿Qué es la periodontitis?

La periodontitis es una inflamación crónica de los tejidos de soporte del diente, hueso y encía, y que sin tratamiento se destruyen progresivamente hasta provocar la pérdida de los dientes.

Esta enfermedad de origen infeccioso comienza en forma de gingivitis, una inflamación de la encía a causa de la acumulación de placa bacteriana. Si no se trata correctamente, esta inflamación puede derivar en periodontitis.

Los microorganismos orales y los mediadores de la inflamación, presentes en la periodontitis, pueden pasar a la sangre y extenderse a través de ella por todo el organismo, provocando que las personas que la sufren tengan más riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

¿Cómo prevenir la periodontitis?

Mantener una buena salud en las encías es fundamental para evitar la aparición de la periodontitis y cuidar tu corazón. Para ello te ofrecemos varios consejos:

  • Es recomendable una correcta higiene bucal con productos específicos. El uso de la pasta dentífrica y el colutorio VITIS encías, con cloruro de cetilpiridinio, inhibe la formación de placa bacteriana y junto con otros componentes reduce el sangrado y ayuda a tratar la inflamación previniendo la aparición de enfermedades bucales.
  • Cepíllate los dientes 3 veces al día o después de cada comida durante 2 minutos con un cepillo de filamentos suaves que respete las encías.
  • No olvides renovar tu cepillo al menos cada 3 meses.
  • Utiliza seda dental o cepillos interproximales para eliminar los restos de comida y la placa bacteriana.
  • Visita tu clínica dental periódicamente para revisar el estado de tus encías y realizar una limpieza bucal.