La oclusión dental puede afectar a la postura corporal

La mala postura corporal es un mal que afecta a muchas personas en la sociedad actual y que acarrea problemas físicos a aquellos que no lo corrigen. Si te encuentras entre estas personas, debes saber que quizás esto tenga que ver tu boca. Sí, sí estás leyendo bien.

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Barcelona y la Universidad de Innsbruck asegura que existe relación entre una mala oclusión dental y el control de la postura, relación que se acentúa en condiciones de fatiga.

Este hallazgo puede ser de gran ayuda para la corrección de la postura de las personas, especialmente la de algunos grupos concretos como son los deportistas. En este caso, el asunto cobra especial relevancia ya que la relación puede influir tanto en el rendimiento y como en la prevención de algunas lesiones provocadas por caídas o desequilibrios.

Aunque pueda parecer extraña esta relación, tiene su explicación. El control de la postura viene dado por diferentes factores, uno de ellos es la influencia entre el nervio trigémino (responsable de la función masticatoria) y el núcleo vestibular (que se encarga del control del equilibrio), y también entre los músculos masticatorios y cervicales.

Una vez más, vemos como el cuidado de la boca reporta beneficios para el resto del organismo. Estudios como este muestran la importancia de la salud budocodental y cómo su cuidado y la visita regular al dentista, además de unos dientes perfectamente sanos, puede ayudarnos a encontrar el equilibrio (corporal).

 

 

Fuente:

Una mala mordida se asocia con peor control de la postura y el equilibrio