La importancia de la limpieza interproximal

¿Sabías que con los cepillos de dientes limpiamos el 60 % de la superficie del diente? Aunque parezca que están resplandecientes, en el área interproximal, es decir, el espacio entre los dientes, que supone alrededor del 40 % restante de la superficie dental, se acumulan restos de comida y bacterias formando el llamado biofilm bucal o placa bacteriana.

El biofilm dental es el principal causante de la inflamación de las encías que puede llegar a complicarse con la aparición de enfermedades de las encías, como gingivitis o periodontitis. Asimismo, el 77,5% de las caries son interproximales y que el 60% de los casos de halitosis oral se originan por acumulación de biofilm en la zona interproximal. Para conseguir una limpieza absoluta y llegar donde los cepillos dentales no consiguen acceder, existen diferentes métodos que puedes utilizar dependiendo del espacio entre tus dientes y de su posición.

Las sedas y cintas son perfectas para aquellos que tienen los dientes con poco o mínimo espacio. Estos productos pueden llegar a eliminar más del 80 % del biofilm dental de entre los dientes e incluso el que queda por debajo de la encía.

VITIS cuenta con diferentes modelos de sedas y cintas dentales que se adaptan a las necesidades de cada persona. Opta por VITIS seda dental suave si tus encías son delicadas o llevas ortodoncia o implantes o por una cinta dental VITIS para mayor superficie de arrastre.

Para utilizarlas, corta unos 50 cm de seda o cinta dental y enrolla la mayor parte en el dedo medio de cada mano. Tensa un trozo de aproximadamente 3 cm con los dedos pulgar e índice e introdúcelo entre los dientes con un movimiento suave. Cuando llegues a la encía se debe curvar en forma de C contra diente y diente para limpiar ambas superficies. Repite esta operación con un trozo nuevo de cinta entre cada par de dientes.

Si tus dientes están más separados, puedes realizar tu limpieza entre los dientes con cepillos interproximales como la gama Interprox®. Estos pequeños cepillos son uno de los métodos más eficaces para eliminar diariamente el biofilm bucal en espacios abiertos. Existen varios tamaños y formas. Pídele consejo a tu odontólogo o higienista dental para que te recomiende el más adecuado a los espacios entre tus dientes

Los irrigadores bucales, como Waterpik®, son otra buena opción para limpiar los espacios interdentales. Aplican directamente un chorro de agua pulsátil u otra solución, como colutorio, que ayuda a eliminar las bacterias depositadas en la superficie de dientes, el borde de las encías y la zona entre los dientes.

Por último, pero no por ello menos importante, ser constante en el empleo de los anteriores métodos de higiene interproximal es fundamental para que cumplan su función y nos ayuden a mantener una buena salud bucal.

¿Quieres saber qué le puede pasar a tus dientes si no los cuidas correctamente? Echa un vistazo

 

Más información:

La importancia de la limpieza interproximal