reaparición de una enfermedad algún tiempo después de aparecida.