procedimiento quirúrgico por el que se extirpa el tejido gingival (encía) lesionado para eliminar o reducir la bolsa periodontal.