procedimiento por el que se aplica flúor tópico sobre los dientes para prevenir la aparición de las caries.