un diente impactado es un diente que está ubicado contra otro diente, hueso o tejido blando, de tal forma que es poco probable que brote completamente a través de las encías para alcanzar su posición normal en la boca. El impacto suele suceder en los terceros molares, las llamadas “muelas del juicio”.