erosión del esmalte de los dientes producida por bacterias.