depósito duro de material mineralizado, producto de la placa bacteriana que se adhiere a las coronas y/o a las raíces de los dientes.