intervención quirúrgica para eliminar la infección del hueso y cerrar el conducto dental en la zona de la punta de la raíz para que no se repita la infección. La intervención consiste en localizar la punta de la raíz (mediante radiografías) a la altura de la encía y crear una especie de ventanita a través de la encía y el hueso. De esta forma se puede limpiar y cerrar la punta de la raíz.