la amalgama dental es una aleación estable que se produce mediante la combinación de mercurio elemental con plata, estaño, cobre y, posiblemente, otros elementos metálicos. Se utiliza para cerrar o tapar una abertura en las piezas dentales. Es el material de reparación dental más investigado y comprobado. Es duradero, fácil de usar, muy resistente al desgaste y relativamente económico.