¿Foto o frase?

Hay quien dice que una imagen vale más que mil palabras. Para todos los que están de acuerdo con esta afirmación hay a su disposición infinidad de cámaras en el mercado para captar una buena sonrisa: cámaras compactas de 35 mm, cámaras APS, cámaras réflex SLR, cámaras digitales, cámaras subacuáticas…

Pero todavía quedan aquellos que prefieren el sonido que va de boca en boca, la calidez de una historia susurrada. Puede ser que Matt Richardson, un joven de Brooklyn (Nueva York), se vea reflejado en este grupo, o puede que simplemente sea alguien a quien le gusta tener clasificadas y bien clasificadas todas sus fotografías.

El hecho es que Matt está intentando revolucionar el mundo de la fotografía con una cámara que, en vez de hacer fotografías, las describe.

Aunque, como su propio autor reconoce, “aún no tenemos una tecnología que haga posible esta propuesta”, el experimento pretende conseguir que, al activarla, la cámara expulse una descripción de la escena fotografiada.

El mecanismo que permite el funcionamiento es una API de Amazon. Más concretamente, la Mechanical Turk, mediante la cual se le encarga a un usuario que describa la fotografía a cambio de una pequeña cantidad de dinero.

Los encargados de describir la foto son filtrados por un sistema de aprobación y reputación, para asegurar que los resultados recibidos son fiables. Cada fotografía tardaría menos de 6 minutos en obtener un comentario, que tiene un precio estimado de 1,25 $.

Aunque su creador “estaría encantado de hacer otra versión con batería y conexión inalámbrica”, de momento su experimento solo funciona mientras está conectado a la corriente.

Ahora solo queda confiar en el buen ojo y la buena palabra de los usuarios de la plataforma para poder disfrutar de una gran explicación de nuestras fotografías.