El ‘Photoshop’ de la voz

Se llama Auto-Tune y es el instrumento que más ha revolucionado la música popular en las últimas décadas. No es un tipo de teclado electrónico ni lo veremos nunca sobre un escenario, pero está presente en la mayoría de música que escuchamos cuando encendemos la radio o vemos un videoclip de alguna famosa estrella en Youtube. Auto-Tune (que podríamos traducir como el “autoafinador”) consiste en un software que consigue que hasta el menos dotado cante como un auténtico ruiseñor, hasta la nota más complicada.

El invento lo han utilizado prácticamente todas las estrellas pop de la actualidad, tanto es así que los productores más prestigiosos y los críticos musicales empiezan a quejarse del abuso de este “maquillaje” vocal. Por un lado, dicen los entendidos, todas las canciones orientadas al gran público suenan tan similares como artificiales. Por otra parte, se quejan los productores, la maquinita hace que los cantantes se vuelvan menos perfeccionistas y se esfuercen menos en el momento de enfrentarse al micrófono, confiando en que los técnicos luego realcen sus voces.

El debate, en cualquier caso, está servido. Y es que la tecnología hace que la realidad (como sucede con las fotografías retocadas) cada vez sea más difícil de distinguir del artificio. Queda en nuestras manos saber si preferimos algo impecable pero falso o la muy humana imperfección.