El origen del Brindis

Origen Del Brindis

Foto por Whatsername en Flickr

“¡Salud!, ¡Cheers!, ¡Proischt!, ¡Saude!, ¡Salute!, ¡Santé!”

Como tantas cosas de la historia, el origen del acto de brindar se explica mediante distintas hipótesis y momentos clave del pasado. Sin embargo, hay un punto en común en todas y cada una de las teorías: el brindis se convertía en una práctica social en la que dos o más personas mostraban su amistad y confianza.

La teoría más antigua sitúa el origen de este acto en el siglo IV a. C. en la Antigua Roma. En aquel momento, una de las formas más habituales de asesinar a los enemigos era mediante el envenenamiento del contenido de sus copas, por lo que al brindar y chocarlas entre sí el contenido pasaba de una a otra y así se demostraba que no había ningún envenenamiento porque ambas personas bebían lo mismo.

Sin embargo, hay otra teoría que afirma que, en el mismo periodo, abundaba tanto el vino en las celebraciones que los comensales perdían el sentido del oído. Así, chocaban las copas entre ellos para felicitarse los unos a los otros sin necesidad de decir la frase en voz alta.

A lo largo de los años, el acto del brindis ha ido cambiando, pero su esencia se mantiene en todo el mundo y vayamos donde vayamos, cuando tomemos una copa con alguien continuaremos brindando en señal de amistad.