El chocolate es bueno para la salud

Chocolate

Foto por John Loo, en flickr.com

¡Eso es! Ya no tenemos que sentirnos culpables por añadir un poco de chocolate, siempre que sea negro y con más del 70% de cacao, en nuestra dieta. Y es que diversos estudios han demostrado que su consumo es beneficioso tanto para el cuerpo como para la mente.

La mayoría relacionamos el chocolate con el amor, la amistad, las buenas sensaciones…. Y es algo a lo que a menudo recorremos (especialmente las mujeres) cuando nos sentimos tristes. Nos ayuda a subir el estado de ánimo, pero luego recordamos todas las citas de dietistas y endocrinólogos que dicen “el chocolate engorda” y empezamos a sentirnos culpables y a pensar cómo quemaremos aquellas grasas que acabamos de ingerir.

Pero no hace falta que nos preocupemos más, sólo tenemos que elegir bien el tipo de chocolate:

  • Chocolate negro: saludable si cuenta con un elevado porcentaje de cacao (+ del 70%), ya que tiene menos grasas y azúcares. Es rico en minerales, antioxidantes, previene el envejecimiento y cuenta con efectos protectores para el sistema cardiovascular.
  • Chocolate con leche: es uno de los más populares por ser más dulce, tiene menos de un 40% de cacao y lleva leche en polvo añadida. Aunque este chocolate no es tan recomendable a nivel dietético porque tiene más azúcares, grasas y aporta las proteínas de la leche; es muy recomendable por su aporte de calcio.
  • Chocolate blanco: debemos comprobar que contenga un mínimo del 20% de manteca de cacao y un máximo del 55% de azúcares y edulcorantes. El cacao se añade en forma de manteca, por lo que a menudo este chocolate tiene un color amarillo claro. Al tener más grasas y  azúcares, este es el chocolate menos recomendado a nivel dietético.

¿Cuáles son los nutrientes responsables de hacernos sentir bien?

Básicamente son tres:  el triptófano, un aminoácido que regula la hormona del bienestar; la anandamina, una sustancia que nos hace sentir tranquilos y contentos; y la feniletilamina, nutriente que mejora el estado de ánimo y estimula el cerebro.

El efecto final de estos nutrientes es la sensación de tener más energía positiva, de ser más felices y, en algunos casos, incluso de euforia.

Ahora que ya sabemos qué chocolate es mejor para “cuando queremos curar nuestras penas”, todos a degustar un trocito de chocolate negro con el 70% de cacao… haremos un favor a nuestro cuerpo y  a nuestra mente.