Efecto mariposa

El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo, dice un proverbio chino. Y es que cualquier pequeño gesto o cambio puede tener consecuencias que no nos imaginamos.

Algo como esto es lo que sucede con nuestras encías y el resto del cuerpo: los millones de bacterias que habitan en nuestra boca, entre la encía y el diente, pueden repercutir en nuestra salud general.

Cada vez hay más evidencias de que los problemas bucales, especialmente los periodontales, pueden repercutir en nuestra salud general. Por eso tenemos que tener siempre presente que al cuidar nuestras encías en realidad estamos cuidando todo nuestro cuerpo. Y si tenemos en cuenta que entre un 85% y un 90% de la población adulta española tiene algún tipo de problema periodontal, no es que nos estemos cuidando demasiado.

Partiendo de la base de que una detección precoz de los problemas permite un mejor tratamiento de los mismos, desde diferentes sociedades médicas se está llevando a cabo una labor informativa con 2 objetivos muy claros: que la población general sea consciente de los problemas que pueden generar las enfermedades periodontales y que los profesionales hagan énfasis en las estrategias preventivas.

Y es que prevenir estos problemas puede ser más sencillo de lo que parece si nos cepillamos los dientes durante 2 minutos, 3 veces al día.