Dientes que nos descubren

Los dientes tienen la culpa de muchas cosas. Culpa entendida como algo positivo, claro. Y en el caso que nos ocupa, los dientes han sido indispensables a la hora de ayudar a descubrir a los científicos cómo se produjeron las migraciones de los Homo sapiens hace millones de años.

Hasta ahora se suponía que habían migrado desde África al sur de Asia hace 60.000 años, y no se habían descubierto restos de estos habitantes de la tierra que superaran los 45.000 años de antigüedad. Pues esto ha cambiado gracias a un descubrimiento realizado en la cueva de Fuyan, al sur de China, donde fueron hallados 47 dientes humanos.

Gracias a estas muestras, los científicos han podido conocer que los Homo sapiens abandonaron África 20.000 años antes de lo que se pensaba (hace entre 120.000 y 80.000 años).

Esto hace variar todos los cálculos realizados hasta la fecha sobre las migraciones de los Homo sapiens: hace 30.000 o 40.000 años llegaron a Asia y entre 20.000 y 30.000 años después se cree que llegaron a Europa.

Estos datos abren nuevos caminos sobre si fueron los Homo sapiens los que acabaron con los Neandertales en su camino hacia Europa, o si simplemente estos últimos eran una especie en decadencia castigada durante cientos de miles de años por la climatología y el aislamiento cuando los sapiens se encontraron con ellos.

Quizá para salir de dudas tendremos que esperar a que se produzcan nuevos hallazgos de dientes.