Dientes de leche en personas adultas

¿Sabías que, muy cerca de la Puerta del Sol de Madrid, tiene su casa el Ratoncito Pérez? En una de las calles alrededor de la plaza, si prestas atención a los balcones, podrás leer en uno de ellos “Aquí vivía, dentro de una caja de galletas, en la confitería Prats, RATÓN PÉREZ, según el cuento que el padre Coloma escribió para el rey niño Alfonso XIII.”

Dentro se esconde un pequeño museo dedicado al personaje y a los dientes de leche de niños de todos los rincones de España y jóvenes genios como Beethoven, Isaac Newton o Rosalía de Castro.

Da igual los años que pasen, a todos los niños les hace la misma ilusión que, cuando pierden un diente de leche, el pequeño Pérez se lo cambie por una sorpresa.

Pero, como Dustin de la serie Stranger Things, hay niños que dan al Ratoncito Pérez cero trabajo. Dustin en la serie (Gaten Matarazzo, en la vida real) sufre de displasia cleidocraneal, una patología que afecta al desarrollo de los huesos y los dientes, y que hace que el joven actor de 14 años siga teniendo aún los dientes de leche.

Cambiarlos es algo que empieza a los 6-7 años, pero la totalidad del recambio suele durar hasta los 10-12. Sin embargo, la franja de ese recambio dental es diferente en cada niño, incluso entre hermanos, y no está asociada a su desarrollo físico.

No cambiar los dientes de leche no tiene por qué suponer un problema de salud, pero sí hay que tener en cuenta que son dientes menos resistentes y con una mayor probabilidad de sufrir caries, otras infecciones o lesiones.

Por eso, si conservas tus dientes de leche más allá de la niñez, es necesario que tengas un cuidado especial en tu higiene dental y los revises regularmente con tu odontólogo e higienista dental.

En VITIS, además del cepillado con pasta dentífrica durante dos minutos al menos 2 veces al día o después de cada comida, te damos algunas recomendaciones complementarias al cepillado dental para que los dientes de leche se mantengan siempre fuertes:

  • Usa un colutorio sin alcohol como VITIS aloe vera menta.
  • Para una correcta eliminación de la placa bacteriana en espacios interdentales y bajo el margen de la encías, asegura la limpieza con seda o cinta dental VITIS.
  • Consigue un acabado perfecto con un cepillo interproximal.

Poco tiempo después de que los hermanos Duffer, creadores de Stranger Things, trasladasen el problema de la displasia cleidocraneal de Gaten a la trama, empezaron a recibir un montón de mensajes y de correos electrónicos de personas que padecían la misma patología y, que gracias a la serie, habían escuchado hablar de ella fuera de la consulta de su médico, ayudándoles a normalizarla y haciéndoles sentir mejor.

Sean dientes de niño o de adulto, compartimos con Dustin/Gaten la idea de que no sean “algo que haya que tener miedo de enseñar”. Porque lo más importante es que tengan una buena salud bucal y que, pase lo que pase, siempre tengan razones para sonreír.

 

 

Fuentes: