Dientes blancos

dientes blancos

El blanqueamiento dental es cada vez más importante tanto para los pacientes como para los odontólogos, y ello ha supuesto un incremento en el número de productos y procedimientos para conseguirlo (1).

Causas del oscurecimiento de los dientes

Las pigmentaciones de los dientes pueden darse a causa de diferentes factores: té, vino, nicotina, colorantes alimentarios, etc. (causas exógenas), degradación pulpar, medicamentos y materiales de obturación dental (causas endógenas). Asimismo, el oscurecimiento de los dientes puede deberse a enfermedades congénitas, tratamientos con antibióticos y fluorosis dental o decoloraciones causadas por la edad. Los motivos más frecuentes de decoloración en los dientes vitales son la fluorosis del esmalte, algunas manchas dietéticas y malos hábitos, como el consumo de productos que contienen pigmentos fuertes, como el tabaco, excesivo consumo de café, vino, té verde, etc. (2).

Cómo mantener unos dientes blancos

Para mantener los dientes blancos deberíamos cambiar nuestros hábitos y cepillarnos los dientes como mínimo 2 veces al día o después de cada comida durante 2 minutos(3) con pastas dentífricas blanqueadoras (con un índice de abrasividad bajo que no dañe el esmalte dental). Actualmente existen dentífricos en el mercado que incoroporan en sus formulaciones nanopartículas de hidroxiapatita, elemento natural del diente, que actúan rellenando las superficies irregulares del esmalte dental proporcionando una superficie más lisa y uniforme y devolviendo el brillo y blanco natural a los dientes.

El método de limpieza más recomendado, porque es sencillo y eficaz, es el de Bass modificada: se ha de colocar el cepillo con los filamentos orientados hacia donde se unen el diente y la encía en ángulo de 45º y hacer un movimiento vibratorio mientras contamos hasta 10. Después, deberemos hacer tres gestos de barrido largos hacia la superficie de masticación de los dientes. De esta forma, se remueve el biofilm oral y
se elimina mediante el barrido. Estos movimientos han de repetirse en cada diente y en todas sus caras. Después tenemos que cepillar la superficie masticatoria con movimientos circulares y con el cepillo en ángulo perpendicular (4).

Referencias
  1. Joiner A. The bleaching of teeth: a review of the literature. J Dent. 2006; 3: 412-9.
  2. Roesch RL, Peñaflor FE, Navarro MR, et al. Tipos y técnicas de blanqueamiento dental. Oral. 2007;25:392-5.
  3. Esteva Espinosa E. Higiene bucodental. Prevención de la caries y la enfermedad periodontal. Offarm. 2008;27:46-51
  4. Gutiérrez E, Iglesias P. Técnicas de ayuda odontológica/estomatológica. Editorial Editex 2009.