Deportes de verano y salud bucal

El verano es para disfrutar al aire libre. Sin embargo, al practicar algunos deportes puede ser necesario tomar precauciones para evitar riesgos que puedan afectar a nuestros dientes.

Si lo que quieres es refrescarte en el mar, el buceo puede ser tu deporte. Pero debes tener en cuenta que el efecto de la presión puede provocar molestias, especialmente si se tienen empastes o alguna caries. Asimismo, una mala colocación de la boquilla del regulador de oxígeno puede provocar dolor en la mandíbula.

En el caso de la piscina, como ya hemos comentado en otras ocasiones, los productos químicos que se utilizan para tratar el agua pueden hacer que, con un contacto muy frecuente, el esmalte se pueda deteriorar y los dientes se amarilleen.

Si te gustan los deportes de contacto como el fútbol o el baloncesto, es recomendable usar protector bucal para prevenir lesiones en los dientes, así como evitar que se dañen los aparatos de ortodoncia y que estos puedan provocar pequeños cortes o lesiones en labios y mejillas.

También hay que tener en cuenta que la práctica intensa de deporte puede aumentar el riesgo de presentar caries. Por un lado, porque el incremento de la respiración bucal durante el ejercicio, el estrés asociado a la competición y la deshidratación producen una reducción de la saliva que puede favorecer la aparición de caries. Por otro lado, el consumo de carbohidratos y bebidas isotónicas, gaseosas, zumos envasados y batidos, por su acidez y contenido en azúcares pueden favorecer la erosión del esmalte dental y la aparición de caries e hipersensibilidad dental.

Sea cual sea el deporte que practiques este verano, no olvides que lo más importante para mantener una buena salud bucodental es la prevención. VITIS pone a tu disposición la más amplia gama de productos de higiene bucal diaria para que encuentres los que mejor se adapten a tus necesidades.