Cup&Cake: Pasteles bonitos y pan “de verdad”

¿Harto del pan que no sabe a nada? ¿Cansado del pan que apenas dura unas horas antes de convertirse en puro chicle? Y qué decir de ese horror llamado “pastelería industrial”. Las prisas y la vida moderna han convertido casi en tortura lo que antes era un sencillo y auténtico placer.

Contra esa devaluación de los placeres “de toda la vida” surgen las nuevas panaderías “de autor” que recuperan recetas tradicionales, apuestan por ingredientes de primera calidad y evitan aditivos. Es el caso de la barcelonesa Cup & Cake, que se rumorea tiene el mejor pan de molde de la ciudad. Situada en la tranquila y regia calle Enric Granados, Cup & Cake elabora pasteles como lo harían nuestras abuelas. Si te acercas por esta panadería-pastelería no dejes de probar los cupcakes que le dan nombre, las magdalenas glaseadas y con acabados de fantasía que hacen furor en todo el mundo y se han convertido en el dulce de moda.

Un oasis de placer para nuestro paladar en medio de la ciudad.