En verano… ¡cuidado con el azúcar!

Portada 1 3

En verano ¡cuidado con el azúcar! Un exceso de azúcares añadidos no sólo es perjudicial para nuestra nutrición y nuestra línea, sino también para nuestros dientes. El azúcar es el principal causante de la caries dental. Descubre qué alimentos típicos del verano son más perjudiciales para nuestra salud bucal.  

La OMS (Organización Mundial de la Salud) ya advirtió en 2015 que la ingesta de azúcares añadidos de la población es excesiva. Recomiendan que los azúcares supongan entre un 5% y un 10% del total. En España, 1 de cada 4 personas consumen más situándose la media en un 16% para los hombres y un 18,8% para las mujeres. ( datos de Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición).

¿Cuál es el efecto del azúcar en nuestros dientes?

En las fechas estivales aumenta el consumo de helados, refrescos azucarados y granizados, productos que suelen contener azúcares. Al entrar en contacto con el azúcar, las bacterias presentes en la placa (biofilm bucal) producen ácidos que desmineralizan el esmalte y favorecen la aparición de caries. La saliva ayuda a mitigar naturalmente este desgaste, por lo que, cuantas más veces al día expongamos nuestros dientes a los ácidos, menos tiempo tendrá nuestra saliva para contrarrestar el ataque de los ácidos. 

¿Qué alimentos tienen una mayor cantidad de azúcar?

Helados, gominolas, caramelos, chocolatinas, bollería, pasteles, galletas, cereales industriales, bebidas de cola, refrescos gaseosos o carbonatados, y los zumos de frutas embotellados. 

¿Qué hábitos reducen los efectos del azúcar en nuestra salud bucodental? 

En verano comemos más veces fuera de casa y pasamos mucho tiempo en playas, piscinas, por lo que es fácil que descuidemos nuestra higiene bucodental. Esto, unido al incremento en la ingesta de alimentos azucarados, puede aumentar significativamente el riesgo de padecer caries. Por tanto, un control en la alimentación y no olvidarse de mantener una buena higiene bucal fuera de casa, son las claves para mantener nuestra boca sana también en verano: 

  • Optar por refrigerios saludables como yogurt sin azúcar, helados caseros, zumos de frutas naturales o chicles sin azúcar, evitando así los zumos o refrescos azucarados. 
  • Intentar reducir el tiempo de exposición de nuestros dientes a los azúcares de la dieta evitando picar entre comidas.
  • Seguir una rutina de higiene correcta después de las comidas utilizando un cepillo dental que se adapte a nuestras necesidades. Además, no se deben olvidar los métodos de limpieza interproximal como seda o cinta dental para eliminar los restos de alimentos azucarados y el biofilm dental de entre los dientes. Por último, usar dentífricos y colutorios con una concentración adecuada de  flúor, agente que refuerza y remineraliza el esmalte ayudando a prevenir la caries dental. 
  • Visitar regularmente al dentista e higienista dental  para favorecer la prevención, la detección precoz y el diagnóstico de las caries y evitar que éstas afecten a las partes internas del diente.