Cuidado bucal en las náuseas y vómitos del embarazo

Evitar Náuseas En Embarazadas

Las náuseas y vómitos en el embarazo son unos de los trastornos más comunes que pueden aparecer en la mujer gestante, incluso antes de que confirme su embarazo.

El porcentaje de mujeres que sufre de náuseas y vómitos es alto, entre el 75 y 80% (1) de las embarazadas, con más frecuencia en el primer trimestre y algunas incluso durante toda la gestación. Son debidos a los cambios hormonales de este periodo y a la sensibilidad a olores y sabores fuertes.

Los vómitos frecuentes afectan al estado general de la mujer pero…  ¿pueden afectar también a su salud bucal?

Sin duda. El vómito es el bolo alimenticio que pasa del estómago a la boca junto con los ácidos gástricos. Si los vómitos son excesivos pueden producir una erosión dental con pérdida de minerales de los dientes y favorecer la aparición de caries. Las encías también se pueden ver afectadas. El aumento de permeabilidad de los vasos sanguíneos facilita la entrada de patógenos periodontales a la encía y de ahí a la sangre. Y esto tiene una repercusión directa sobre la salud bucal y sobre el embarazo. Por otro lado, las náuseas pueden dificultar una adecuada higiene de la boca ya que la mujer embarazada evitará cepillarse sobre todo las partes más posteriores para no provocárselas.

Aquí tienes mis consejos como matrona en el caso de náuseas y vómitos en el embarazo.

Para evitar que aparezcan:

  • Si los vómitos ocurren por la mañana a la hora de levantarte, ten preparados en la mesilla de noche unos biscotes o un trocito de pan. Comételo y espera  un ratito a levantarte.
  • Haz comidas frecuentes y poco abundantes. Toma pequeñas cantidades de fruta, vegetales, yogur o queso a lo largo del día. Evita en todo lo posible los alimentos líquidos. Come despacio y según te apetezca. Evita el café y el té, así como los alimentos ricos en grasas y muy especiados.
  • Cepíllate con un cepillo de dientes de cabezal pequeño y de filamentos suaves y perfil recto para respetar y proteger las encías.

Para el cuidado bucal:

  • Acude a la consulta de tu odontólogo enseguida, en cuanto confirmes tu embarazo. Él te realizará una evaluación de la salud bucal y te explicará los hábitos de higiene bucodental recomendados en tu estado, así como la técnica de cepillado correcto e higiene bucal haciendo uso del cepillo de dientes de un cabezal pequeño, cepillos interproximales, cinta o seda dental y colutorio. Ya sabes que lo importante es prevenir.
  • Utiliza una pasta dentífrica y un colutorio específicos para el cuidado de encías.Haz enjuagues bucales con el colutoriocomo mínimo dos veces al día o después de cada cepillado para minimizar el daño que los jugos gástricos y el resto de comida puedan producir en tus dientes y encías. Con esto conseguirás en tu boca el máximo frescor, evitarás el mal aliento y protegerás las encías.
  • Mastica chicle sin azúcar después de las comidas si no puedes cepillarte, para aumentar la salivación y evitar una acidificación excesiva alrededor de los dientes que puede favorecer la caries.

Sobre todo ten paciencia, descansa cuanto puedas, cierra los ojos y respira. El estar tranquila, relajada y sin estrés son factores también a tener en cuenta a la hora de evitar las náuseas y vómitos del embarazo.

Ante cualquier duda, consulta con tu profesional de la salud bucal, con toda confianza.

 

Bibliografía:

  1. Lacasse A, Rey E, Ferreira E, Morin C, Bérard A. Epidemiology of nausea and vomiting of pregnancy: prevalence, severity, determinants, and the importance of race/ethnicity. BMC Pregnancy Childbirth. 2009; 9: 26.