Cuida de tu boca, cuida de tu bebé

0505 Portada

Mantener una buena salud bucal durante el embarazo puede reducir el riesgo de parto prematuro y disminuye la propensión de los hijos a desarrollar caries.

¿Sabías que los cambios que se producen en tu cuerpo durante el embarazo también influyen en tu salud bucal? Las alteraciones hormonales y el aumento del flujo sanguíneo pueden favorecer la inflamación de las encías, incrementando el riesgo de desarrollo de gingivitis. Además, durante la gestación, la saliva se vuelve más ácida, lo que unido a la pérdida de minerales en los dientes que causan los vómitos matinales favorece que el esmalte dental se deteriore (erosión dental). Eso, unido a la disminución del flujo salival y a los cambios en la placa bacteriana, aumenta el riesgo de caries.

La salud dental de los hijos empieza en la boca de las madres

La gingivitis aguda puede llegar a tener consecuencias en el desarrollo de tu bebé. Esta inflamación y enrojecimiento de las encías, que provoca dolor y sangrado ocasional y es muy habitual entre las embarazadas, suele aparecer en el segundo mes de embarazo, llega a su máximo en el octavo mes y mejora tras el parto. Aunque no es una patología grave, sí es importante ponerle remedio con la aparición de los primeros síntomas porque la gingivitis puede derivar en periodontitis. La periodontitis es una patología que aumenta el riesgo de parto prematuro y que puede causar que el bebé nazca demasiado bajo de peso.

Consejos para cuidar de tu boca durante el embarazo

Para disfrutar de una buena salud dental durante el embarazo, lo más importante es que mantengas una adecuada higiene bucal. Debes lavarte los dientes un mínimo de dos veces al día (preferiblemente tres) y es importante que lo hagas siempre con el cepillo y el dentífrico adecuados. Los cepillos de filamentos suaves , que respetan las encías son los mejores para las embarazadas. Respecto a la pasta de dientes y el colutorio —que debes usar a diario—, debes tener en cuenta que tengan flúor y que estén especialmente diseñados para prevenir la formación de la placa dental. Existen pastas dentífricas y colutorios con antisépticos de uso diario como el cloruro de cetilpiridinio (CPC) seguros y eficaces durante el embarazo que ayudan a controlar la placa bacteriana previniendo así, la aparición y desarrollo de la gingivitis.

Si eres de las que sufre náuseas frecuentes, no olvides enjuagar siempre la boca con agua después de cada vómito. También te ayudará comer pequeñas cantidades de fruta, vegetales, yogur o queso durante el día. No olvides reducir el consumo de azúcar y evitar las bebidas carbonatadas y, si te apetece mascar chicle para evitar mareos, elige uno sin azúcar y con xilitol. Una dieta saludable y una buena higiene bucal serán los mejores aliados de tu boca durante el embarazo.

Además de estos hábitos higiénico-dietéticos diarios, si quieres mantener una salud bucal perfecta durante el embarazo, realiza visites trimestrales a tu dentista y no olvides hacerte una higiene dental profesional.