Cuándo empezar a usar el colutorio

Colutorio En Niños

colutorio en niños

Que un niño empiece a andar, a hablar o a hacer garabatos a una determinada edad depende de varios factores. Cada persona va a un ritmo diferente y la clave como padres es tener mucha paciencia.

Ayudarlos, animarlos y motivarlos sin presiones. Estar a su lado para ver cómo evolucionan y darles todas las facilidades para que sigan su desarrollo. Por ejemplo, darles un lápiz y enseñarles a sostenerlo es el primer paso para que los peques aprendan a dibujar.

Lo mismo sucede con la higiene bucodental y, en particular, con los colutorios. ¿Cuándo están los niños preparados para empezar a usarlos? ¿Es aconsejable que lo hagan? ¿Cómo y cuándo es bueno que los usen?

Para los niños es básico adquirir hábitos saludables y cuanto antes lo hagan, mejor. Eso sí, hay que tener en cuenta que pueden no estar preparados.

En el caso de los colutorios, los peques deben ser capaces de mantener el líquido en la boca sin tragarlo. En teoría, alrededor de los 6 años de edad los niños ya son capaces de hacerlo, pero podemos comprobarlo probando a hacer enjuagues solo con agua.

Los peques, como los adultos, deben usar el colutorio siempre después del cepillado de dientes y nunca ha de sustituir a éste, y tienen que evitar comer o beber hasta 30 minutos después de haber usado el colutorio.

Este nuevo hábito ayudará a los niños a prevenir la aparición de caries y placa bacteriana, consiguiendo una boca sana a largo plazo.