Cómo cuidar el cepillo de dientes

Cepillos De Dientes VITIS

Un cepillo de dientes no te servirá durante toda tu vida, ni si quiera durante un año. Y es que los expertos recomiendan cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses o cuando vemos los primeros signos de desgaste. Pero lo que sí podemos conseguir es que, mientras no sea necesario cambiarlo, se mantenga en perfectas condiciones.

Los microorganismos que hay en nuestra boca pueden trasladarse al cepillo de dientes en cualquier momento durante el cepillado. Y además de estas bacterias, también hay que tener en cuenta que normalmente guardamos los cepillos de dientes en el cuarto de baño. Y es aquí donde se produce el recorrido inverso. Las bacterias que están en el inodoro pueden pasar a nuestro cepillo. ¿Cómo? Pues, por ejemplo, si no nos lavamos bien las manos antes de usar el cepillo.

Otra cuestión a tener en cuenta es cómo guardar el cepillo de dientes. Los expertos recomiendan guardarlo en vertical y separado de otros cepillos. Así evitamos  que las bacterias puedan seguir creciendo y que se produzca contaminación cruzada entre cepillos.

Y lo más fundamental de todo, siempre debemos mantener el cepillo de dientes impecable, limpiándolo con agua potable después de cada uso hasta retirar todos los restos de pasta de dientes y comida.

Para garantizar el buen estado del cepillo de dientes, todos los cepillos VITIS disponen de un capuchón protector para evitar cualquier tipo de contaminación. Éste capuchón protector tiene orificios para que los filamentos del cepillo puedan airearse.

Otro consejo útil para evitar que se acumulen bacterias en el cepillo de dientes es enjuagarlo con el colutorio antes del cepillado

Si seguimos estas recomendaciones y nos cepillamos los dientes 2 minutos 3 veces al día, nuestra sonrisa sí que durará toda una vida.