Cocina molecular de rechupete

Pequeño Chef

Había un tiempo en que los niños querían seguir siendo bomberos, policías o astronautas. De la misma forma, las niñas aspiraban a ser bailarinas, profesoras o enfermeras, pero con el paso de los años parece que todo eso ha cambiado.

Ahora los peques quieren ser como esos señores y señoras mayores que están delante de los fogones rodeados de sartenes y cazos, hincándole el diente a todo y ensuciándose mucho.

Y es que algo no ha cambiado ni cambiará nunca: a los niños les encanta que los pillen con las manos en la masa, dentro de un bol y con todos los dedos llenos de esa pasta pegajosa de agua, harina, aceite de oliva, levadura y sal.

Para todos esos futuros Ferrán Adriá o Carme Ruscalleda tenemos un plan, porque con el nacimiento de los concursos televisivos infantiles relacionados con la cocina han empezado a aparecer numerosas escuelas para que los más peques de la casa puedan aprender y también demostrar sus habilidades en la cocina.

Apetit’oh (Madrid): su propuesta es la “cocina para padres e hijos”, donde desde 20 euros podemos pasar un buen rato con los niños descubriendo nuevos sabores y elaboraciones.

Cookiteca (Barcelona): “Master kid” es el curso más demandado y en él, en 10 sesiones, los niños aprenden a cocinar desde aperitivos hasta platos de cuchara y postres.

Aingeru Etxeberria (Bilbao): como una clase extraescolar más, en esta escuela ofrece un curso anual para niños a partir de 6 años bajo la supervisión de profesorado profesional.

Dolcetriz (León): cuentan con los “MiniChefs”, cursos en forma de talleres, campamentos o fiestas de cumpleaños para que los más peques se introduzcan en el mundo de la cocina.

Valencia Club de Cocina (Valencia): un rato de ocio diferente y una auténtica iniciación a través de un gran número de recetas, desde salsas básicas hasta postres.

Ahora solo os queda meter las manos en la masa, eso sí, igual que pasa con los dientes cuando acabamos de comer, al acabar de cocinar debemos darle un buen repaso a la cocina. Y si no, que se lo pregunten a las estrellas Michelín.

 

Fuente: Cinco escuelas para que tus hijos se conviertan en el nuevo Masterchef Junior