Características de los dientes de los mamíferos

A diferencia de otros animales, una de las características propias de los mamíferos es que tienen diferentes tipos de dientes en su mandíbula:

  • Los incisivos son dientes pequeños y planos y su función es cortar la comida en trozos más pequeños gracias a su borde cortante.
  • Los caninos son dientes puntiagudos que en el caso de carnívoros y omnívoros sirven para desgarrar la carne. En el caso de los herbívoros, pueden estar presentes, desaparecer o incluso desarrollar otras funciones diferentes a la de masticación.
  • Los premolares son dientes pequeños y planos con crestas cortantes diseñados para la trituración de los alimentos.
  • Los molares son muy similares a los premolares pero de mayor tamaño y como su propio nombre indica, sirven para moler, especialmente alimentos vegetales.

La forma y disposición de estos dientes cambia dependiendo del tipo de alimentación, es decir, dependiendo de si son herbívoros, carnívoros u omnívoros.

Cabe recordar que no todos los mamíferos tienen dientes: el oso hormiguero, por ejemplo, se alimenta de los insectos que atrapa diariamente con su lengua. Tampoco tienen dientes los armadillos, o los tienen minúsculos, blandos y sensibles con la raíz al aire. Asimismo, algunos mamíferos marinos como los misticetos (ballenas) en lugar de dientes tienen barbas, unas formaciones queratinosas que filtran el krill.

 

Fuente: Los dientes de los mamíferos