Rutinas saludables para una correcta salud bucodental

Vitis Deporte

Dejar de fumar

Todos sabemos que el tabaco es uno de los hábitos más nocivos para nuestra salud. Estos son los efectos más dañinos que tiene sobre la salud bucal:

-El sistema inmunitario se altera, lo que también afecta a la respuesta ante infecciones. Los fumadores tienen un riesgo mucho mayor de sufrir enfermedades infecciosas como la enfermedad de las encías –patología que en una primera fase produce inflamación y/o sangrado (gingivitis), pero que se puede agravar (periodontitis) y provocar incluso la pérdida de los dientes.

-Fumar reduce el riego sanguíneo en las encías cuando están inflamadas, debilita las defensas ante agentes infecciosos y facilita que síntomas como el enrojecimiento, el sangrado o la inflamación de las encías sean imperceptibles . En ausencia de síntomas, las enfermedades avanzan sin que las detectemos precozmente.

-La mucosa oral se irrita y facilita la aparición de lesiones y úlceras.

-El bajo nivel de defensas dificultan la cicatrización de las heridas de la boca, lo que facilita la aparición de infecciones.

-Se altera la composición de la saliva, haciéndola más proclive a provocar infecciones.

-La leucoplasia es una lesión precancerosa que es una de las enfermedades más peligrosas originadas por el tabaco, ya que en el 10% de los casos puede desembocar en cáncer oral. Casi el 80% de los casos de cáncer oral se deben al consumo de tabaco y de alcohol, sobre todo en combinación. Dejar de fumar favorece su regresión e incluso desaparición.

Hacer más ejercicio

Se ha demostrado que el ejercicio físico mejora la resistencia a la insulina, disminuye las grasas y desarrolla los músculos y mantiene los niveles de colesterol; lo que previene la diabetes y la obesidad. Como se ha demostrado que la enfermedad periodontal tiene más presencia en personas diabéticas no controladas, al hacer ejercicio se estará cuidando también de la salud de nuestras encías.

Comer más sano

Los hábitos alimentarios son muy importantes en la prevención de la caries dental y enfermedades de las encías. El consumo de alimentos con un alto contenido en azúcar daña los dientes: gominolas, caramelos, chocolatinas, bollería, pasteles, galletas, cereales industriales, bebidas de cola, refrescos gaseosos o carbonatados, zumos de frutas envasados, vinos, cervezas… Al entrar en contacto con el azúcar, las bacterias presentes en la placa producen ácidos que disuelven el esmalte y facilitan la aparición de caries. Para evitarlo, es necesario reducir la ingesta de azúcar y seguir una correcta higiene bucodental, ya que al eliminar las bacterias de nuestra boca, eliminamos su efecto.

 

FUENTES

https://coelp.es/images/Qu%C3%A9_hace_el_tabaco_en_tu_boca.pdf

http://cimiv.es/alcohol-tabaco-pueden-provocar-caries/

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112013001000008

http://www.fundaciondelcorazon.com/corazon-facil/blog-impulso-vital/2855-deporte-ipor-que-todo-son-beneficios.html