Placa y cálculo dental

Portada Sarro

La placa dental es una película bacteriana pegajosa y transparente que se adhiere a nuestros dientes y que se forma tras las comidas cuando los restos de comida se mezclan con la saliva.

Si esta placa no se elimina diaria y totalmente, puede endurecerse y convertirse en cálculo dental, conocido como sarro, una película más dura que acumula un gran número de bacterias y que ya no puede eliminarse con el cepillado. La única forma de eliminarla es a través de una limpieza o profilaxis profesional llevada a cabo por un dentista o un higienista dental.

El nivel de pH en la saliva es un factor determinante para nuestra salud bucodental. El nivel ideal de pH es el neutro, alrededor de 7, ya que nos protege de la caries y la aparición de sarro. Por motivos genéticos y ambientales, algunas personas tienen un pH ácido, por debajo de 7, que, por un lado, facilita el desarrollo de ciertas bacterias y, por otro, debilita el esmalte haciéndolo más vulnerable al ataque de la placa. Otras personas lo tienen alcalino, por encima de 7, lo que favorece la formación de sarro.

Consecuencias del cálculo en nuestra salud bucodental

La placa y el sarro dental son las principales causas de enfermedad periodontal y caries dental, ya que por un lado, determinados tipos de bacterias presentes en la placa producen ácidos que disuelven el esmalte, favoreciendo la aparición de caries. Por otro lado, bacterias presentes en la placa bacteriana pueden producir una infección las encías, provocando su inflamación (gingivitis) y avanzar hasta destruir los tejidos de sujeción de los dientes (periodontitis).

Cómo prevenir la placa y el sarro

El método más efectivo y seguro para el control de la placa y el sarro es la correcta higiene bucal y acudir al dentista con regularidad. Esto incluye:

Cepillarse los dientes dos veces al día como mínimo y durante 2 minutos con un cepillo y una pasta dental adecuados a tus necesidades y siguiendo una técnica de cepillado correcta.

Utilizar el hilo dental, al menos una vez al día, para poder  eliminar la placa acumulada en lugares a los que el cepillo no llega. Es imprescindible no olvidar este paso, por lo que VITIS cuenta con una seda o cinta dental específica para las diferentes necesidades y características de cada boca.

Completar con al menos una vez al día  con un colutorio bucal específico con cloruro de cetilpiridinio (antiséptico de amplio espectro) que ayuda a prevenir y controlar la formación de placa.

Acudir a la consulta odontológica para evitar posibles enfermedades a través de la prevención y el diagnóstico precoz. Además, realizarse en la consulta una profilaxis (o limpieza) profesional al año para eliminar el sarro, ya que éste no puede retirarse con el cepillado.

FUENTES

http://www.sepa.es/images/stories/SEPA/REVISTA_PO/articulos.pdf/11-2_05.pdf

https://www.vitis.es/blog/limpiezas-dentales/