Los riesgos de no ir al dentista

No Ir Al Dentista

Mantener una correcta salud bucodental es necesario para gozar de una buena salud general. La receta para conseguirlo es sencilla: seguir una higiene bucodental diaria completa, seguir unos hábitos de vida saludable y acudir una vez al año a la consulta odontológica. No hacerse revisiones periódicas puede tener un coste muy alto, tanto en salud como económico, llevando a problemas graves como sufrir dolor, requerir tratamientos complejos o incluso a la pérdida de uno o más dientes. Una revisión a tiempo es la mejor manera de prevenirlos.

Caries dental

La caries dental es la causa más común de pérdida de dientes en niños y la segunda en adultos (por detrás de la periodontitis). Si se detecta tempranamente, una caries dental se soluciona con un sencillo empaste u otros tratamientos. Sin embargo, si la caries avanza, necesitará procedimientos más complejos como, en los estadios más avanzados, endodoncias o la extracción del diente. Por este motivo, la revisión anual es clave para prevenir la pérdida dental. Es importante recordar que una caries no tiene por qué causar dolor, especialmente en las etapas más iniciales. Así que la ausencia de dolor no es garantía de la ausencia de caries.

Enfermedad periodontal

Al igual que la caries, la enfermedad de las encías es un trastorno muy común y reversible mediante tratamiento y una correcta rutina de higiene diaria en su primera fase (gingivitis). Por lo que un paciente con gingivitis puede recuperar el estado original de sus encías. Sin embargo, es grave e irreversible si llega a convertirse en periodontitis, que puede provocar la pérdida de dientes y, además, está relacionada con múltiples enfermedades del resto del cuerpo, especialmente cardiovasculares. Las revisiones periódicas, junto con una buena higiene bucodental, son imprescindibles para combatirla.

Fracturas y grietas en los dientes

Los traumatismos, o la erosión dental pueden provocar fracturas y grietas en el esmalte que, de no detectarse y tratarse a tiempo, es muy alta la probabilidad de desarrollar infecciones que pueden cursar dolor y provocar la pérdida total del diente afectado.

Bruxismo

El bruxismo consiste en apretar y rechinar los dientes de forma inconsciente, normalmente mientras se duerme. Este trastorno está asociado al estrés y es cada vez más común. El bruxismo puede provocar desgaste del esmalte, fracturas dentales, dolor y alteraciones en la mandíbula, jaquecas y cansancio, ya que afecta a la calidad del sueño. Para proteger los dientes en casos de bruxismo y minimizar sus efectos, es necesario realizarse una férula de descarga a medida en una consulta odontológica.

Cáncer oral

En esta enfermedad, la consulta periódica al dentista salva vidas. La Sociedad Española de Cirugía Bucal (SECIB) calcula que hasta un 90% de los cánceres orales y orofaríngeos podrían curarse si se detectan de forma temprana. Por este motivo, mantener una regularidad anual en las visitas odontológicas juega un papel crucial en la prevención de esta enfermedad y en su detección.

 

FUENTE 

http://www.coec.cat/es/noticies/campanya-cancer-oral-2019

http://www.colegiodentistascordoba.es/consejos-sobre-la-salud-bucodental