¿Qué ocurre si el niño pierde un diente de leche antes de tiempo?

En primer lugar, puede hacer que los dientes vecinos se muevan y no dejen espacio para que el diente permanente salga de forma correcta. Además, puede dificultar la masticación, el habla, etc. Por ello, es fundamental cuidar diariamente los dientes de leche y las visitas periódicas al odontopediatra para prevenir su pérdida prematura.